lunes, 19 de noviembre de 2007

Mu-DaNzA

CASA VENDIDA. baile de cajas. LOCURA. mujeres al borde de un ataque de nervios. QUÉ HE HECHO YO PARA MERECER ESTO. domingos vendidos al traslado, de papá, de mamá, y al mío propio. IMPAGABLE AYUDA DE MILIN Y LA NENA. y yo me pregunto cuando tendré un día para mi. 26 AÑOS DE RECUERDOS Y OLVIDOS. tristeza que ni siquiera me dejan sentir. BASURA. palabras que debo romper en mil pedazos. Y FOTOGRAFÍAS. algo se acaba. SE ACABÓ.

4 comentarios:

Lundra dijo...

uffff, qué duros momentos cuando se tiene que cerrar definitivamente la puerta a las paredes que lo han sido todo durante los años más importantes de nuestras vidas, los que nos forman como personitas, chuikkksssss, qué duro el ir sacando y arracando recuerdos a casa esquina y a cada rincón, se cierra una etapa y otra que ya comenzó hace un año sigue su curso, no podemos detener el tiempo, ni los cambios, pero son duros, nos apegamos a demasiadas cosas. si necesitas más ayuda para terminar de mover cosas, dime y voy. bsssss

desorden dijo...

Si tuviera que intentar vengarme del mayor de mis enemigos, le condenaría a una mudanza eterna. Qué peñazo insoportable e insufrible, por favor!! que te sea leve... uf!

Elena Bort dijo...

es verdad, lo peor de las mudanzas siempre son los recuerdos... son un rollo pero tienen su parte catártica: ¡a la hoguera los recuerdos indeseables!

Albanta dijo...

Ufffff, se terminó. Mi parte, al menos, está fuera. Ahora a echar una mano y... el viernes se cierran esas puerta, lundri (por cierto, gracias por ofrecerte a ayudar!), y me da muuucha muuuucha pena pensar que no voy a volver a abrirlas, como siempre. Uffff. Bueno, supongo que, como dice Elena bort, lo mejor ha sido (y será) terminar con recuerdos que debían desaparecer (que han sido unos cuantos....) Ahora me quedaré con lo bonito, y a dejar caer las lágrimas unos días. Uffffff. Desorden, eres malo, muuuuy malo! Yo no se lo desearía ni a mi peor enemigo!

Thanks for all! Beshitos!