sábado, 31 de marzo de 2007

Tengo problemas para, cómo decirlo... "nombrar" a mi nueva casa. No sé como diferenciarla de la que, hasta hace cuatro días, era también mi casa (bueno, y sigue siéndolo también, no?) Es difícil sustituir a una en la que llevaba 25 años viviendo, por otra que acaba de llegar, así, con todo el morro. Así que cada vez que digo "vengo de... casa, de... de la nueva, de...", y así constantemente, es absurdo!!! Milin dice que la ponga nombre (a la de ahora, ¿la de ahora? a mi casa nueva, a... a mi casa, joder, que no es tan complicado!), y que a la de antes la llame "la casa de mi madre" o " la casa de mis padres". Lo 2º vale, pero lo de ponerle nombre aún no lo veo claro... En cualquier caso, imagino que me acostumbraré poco a poco pero, ¿existe algún truco para hacerlo antes, para no seguir pareciendo idiota durante mucho tiempo? Además, como casi no hablo del temita... esto de independizarse debe ser, al principio, como lo de tener un hijo, o algo así. Todos conocemos a algún padre/madre primerizos, de esos que no paran de contar las monerías del niño, lo poco que ha dormido esta noche porque le molestaban los dientes, lo bonico que estaba con la camiseta nueva que le regaló el tio tercero del primo de papá... dioosssssss! prometo parar dentro de poco, lo prometo! Pero necesito un tiempín antes de dejar de ser un coñazo, eso sí!

Mi primo T. me está dando un masaje mientras escribo esto, y algunos pasan por delente de la tienda con cara de "serán guarros, si es que trabajando aquí..." Pero lo que no saben es que está intentando quitarme la bola que se me ha montado en hombro y omoplato, por bajar a pulso (y sin parar) una maleta llenísima desde el 4ºpiso de mi cas... de casa de mis padres... digo de casa de mi madre... joder! otra vez! En fin, que estoy molida de limpiar, mover, trasladar... y aún no hemos empezado con la mudanza definitiva! Diossss, me va a dar algo... pero me encanta todo este tinglaó, todo este rollo de independencia, de limpiar y decorar, de... de compartirlo con Él, en definitiva. ¿Será por eso que sarna con gusto no pica?

Me voy a tomar un cafetito para recargar pilas, que esta noche vienen (casi) todos a tomar una copita a... a mi casa. Y no sabeis la ilusión que me hace!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

A disfrutarlo!! Y adisfrutarlo con él, por que aunque os conozco de 0,2 creo que debeis ser la polla, vamos de echo ya lo creo... al piso... ponerle "El camarote de los hermanos Marx" juas por ejemplo... es broma. Por la tienda y sus productos, ejem, enhorabuena de primera mano jeje... ojalá volvamos a vernos de fiesta... si es de vuestro agrado claro. A disfrutar de la fiesta y echarse una a mi salud!!

albanta dijo...

Welcome to my blog, delirius! El "camarote" se va disfrutando, vaya que sí... que sepas que tienes una copa en él siempre que quieras, eh? y, en cualquier caso, nos vemos en los bares, no? Aún te queda Madrid por conocer, y será del agrado de muchos enseñártelo!

Besitos!

petilipois dijo...

María te dejé un post en un artículo antiguo así que te lo pego de nuevo por si no lo leíste:

Oye oye oye oye ¿qué pasa por tener la chapita del DIA en las llaves??? Me siento indignado por esta suerte de fascismo capitalista!!! Lo cual es casi redundante... Reivindico el glamour de barrio aquí y ahora.

Por cierto, maría, enhorabuena por la mudanza. te harían gracia muchos de los artículos del MIllás que hablan de casas y cuerpos. O su última novela: Laura y Julio.

Enga me animé y te mando este enlace, te gustará:

http://www.clubcultura.com/clubliteratura/clubescritores/millas/articuento011.htm

Lo mismo digo: hasta dentro de unos meses no me vuelves a ver en tu blog :p

desorden dijo...

"Welcome to the house of fun, tralaralara..." (no me acuerdo como hacía). Tengo lapsus mentales sobre esa misteriosa tienda, y ando un poco en fuera de juego. ¿Me lo aclaras, please? ;)
besos

Lundra dijo...

Es una sensación extraña Albanta cuando te mudas a tu casa, y no sabes muy bien cómo ubicarla, cómo llamarla, pero se pasa MUY PRONTO, antes de lo que imaginas, de hecho creo que cuando ya la ves limpia, haces la mudanza más o menos definitiva, porque nunca es la definitiva, siempre queda algo, ya la llamas "mi casa" y la otra pasa a ser la casa de tu madre, tus padres, o la otra casa, pero tranqui que ella misma cogerá su nombre, su estatus, y ya verás lo bien que se está. Si necesitas ayuda para limpiar y/o mudanza, avisa, que como lo tengo tan reciente, mis manos se ponen a trbajar sola. Me alegro mucho que estés viviendo estos momentos, en serio, ya verás, es alucinante, y que lo compartas con EL (en esta parte me he perdido un poco, pero ya me encontraré).

un besazooooooo