viernes, 16 de marzo de 2007

COmBusTiÓN

Estoy enferma. Mientras mi vida permanece en stand by existencial, me dedico a la compra compulsiva. Zapatos, bolsos, vestidos, camisetas, vaqueros, chaquetas, biquinis… ¿¿biquinis?? No se por qué hay quien se empeña en decir que soy pesimista. Puede que este año no pise la playa, pero como la esperanza es lo último que se pierde, yo voy equipándome por si acaso, no vaya a ser que me dejen sin ninguno.

Estoy enferma, y entre tanta renovación de armario, he optado por la transición al color, para distraer un poco a la palidez generalizada. Pero como últimamente de niveles intermedios nada, dejo el negro de los últimos meses, vuelvo levemente al verde, y me instalo de golpe y porrazo en el rojo. Y mientras decido cómo solucionar mis nuevas neuras vitales en las que no me reconozco, regreso a la terapia del blog, a ver si resuelve alguno de los problemas que han decidido acampar en mi maltrecho subconsciente. De paso, también, practico eso que llaman escritura antes de olvidar, del todo, las reglas básicas de gramática y ortografía.

Estoy enferma, y se me debe notar en la mala cara. Hola, ¿eres hermana de C.? Debió haberse percatado de su inoportuna pregunta cuando mi sonrisa se transformó en una mueca poco amigable, pero no lo hizo ¿Qué C.?, respondí yo. Si, la chica que trabajaba en… Evito el sufrimiento de los dos (el suyo, más que nada, por el mordisco que estoy a punto de lanzarle a la yugular) y le corto antes de que termine la frase. No, bonito, soy su hija. Pero ni mi madre es tan joven ni yo tan mayor como para parecer hermanas (o lo que es igual a cabrón, me has jodido la tarde, lárgate de mi vista)

Estoy enferma, y la anterior historia (basada en hechos reales) me ha recordado a un amigo que alguna vez se refirió a mi como una chica de veintipocos con aspecto de veintimuchos. Capullo. No me entristece su partida porque sé que le veré más ahora que se marcha a Londres indefinidamente. Le echaré menos de menos ahora. Y lo sabe. Buena suerte, de nuevo.

Estoy enferma, y recomiendo encarecidamente Shortbus, La vida de los otros, y La ciencia del sueño (no necesariamente por este orden). Y no, no os preocupéis, no tienen nada que ver con mi lamentable estado mental. Más bien todo lo contrario, pues en todo caso serían medicinas para la enfermedad… igual que ese dedicado cuaderno de cine que me has regalado para que empiece a criticar… (no me sueltes la mano, ssshhhhhhh...)

7 comentarios:

desorden dijo...

Justo anoche vi 'Shortbus', y me dejó un poco frío, la verdad (cosa paradójica, ante las escenas de sexo explícito que tanto revuelo han creado entre ese tipo de gente que se aburre tanto con su vida que no tiene otra cosa que hacer que criticar y generar polémicas absurdas). 'La Ciencia del Sueño' la quiero ver (a pesar de haber oído malas críticas), porqué 'Olvídate de Mí' es una de las delicias más geniales que he visto en el último lustro.
Me alegra tu reaparición bloggera, aunque pueda estar motivada por el aumento de la actividad neuronal. Todos somos enfermos, pero a algunos nos ha tocado vivir con la tortura de ser conscientes de ello...
besos

Lundra dijo...

Preparamos una fiestuki de bienvenidaaaaaaaaa, no sé en qué blog puse que empezaba un tiempode botiquines con mimos y tiritas y no me equivocaba, estamos todos hechos unos zorros. Me alegra que hayas vuelto, ha sido la sorpresa y el regalito del día, no me alegra que estés enferma, y espero encontrar la forma de ir trasladando tu enfermedad al destierro, una tarta de chocolate, una conversación para arreglar el mundo sentadas en la hierba de algún parque mientras las estrellas se dedicen a hacerse fugaces o no. una cenita especial, prque el remedio de las compras ya lo has puesto en práctica, jejeje. Mi niña, mucho ánimoooooooooooooooooooooooooooo, y una sonrisa frente a los comentarios imbéciles como el de si eres la hermana de.... (creo que hoy no tengo el día inspirado). Un besazoooooooo

María % Milindrisa dijo...

Lo único que debe consolarte es que todos estais igual, todos los que trabajais allí, debe ser un sindrome, una reacción-acción o como se diga. Y el comentario de ese hombre no debes tomartelo tan mal, hay gente con muy mal ojo, y tu madre es muy joven y no la veñia desde hace años cuando era más joven aún!!! No problem!! Y el rojo ya sabes, vuelta a los orígenes, la tierra, el hogar... joder, cada día estoy peor parezco la vidente Lola!
RelÁjate y no te lo tomes todo tan a pecho.

luz dijo...

ey, la de olvídate de mí me impactó bastante... downloading tus recomendaciones (jeje, soy de las de sofá fijo) ya te diré. No sé si te lo he dicho ya, que me alegra mucho que hayas recuperado tu ordenador-inspiración o lo que sea, por si acaso, lo repito. Un besazo!!

albanta dijo...

Gracias a todos por la bienvenida! La verdad es que no imagináis lo que todo esto se puede echar de menos. Venga, intentad dejarlo un tiempo... recaeréis, es como la peor de las drogas!

Ehhh, Shortbus está muy bien! Es de esas historias humildes, divertidas y cotidianas que dejan buen sabor de boca, así como a...a... esperanza? Me gustó mil veces más Olvídate de mi que la Ciencia del sueño, pero ésta última está curiosa (bueno, yo es que me sentí muy identificada con las paranoias oníricas de Gael) Ya me contaréis...

Por cierto, cualquier remedio contra la enfermedad será bien recibido porque, me temo que, más que la inspiración, lo único que he recuperado ha sido el ordenador... Besitos para todos!

Lundra dijo...

Un abrazo inmennnnsoooooooooo, qué alegría tenerte de nuevo por aquí. Un besazo

:... dijo...

enferma de vivir, de esta vida de ups and downs. ay muchachita, me estoy dando cuenta, que aunque lejanas pasamos rachas parecidas... aunque yo no pueda percibirla por telefono. hoy estoy bien, ahora estoy bien, camino por gristol o bristol (depende del dia) como si fuera micasa, y mi casa es madrid. espero que tu este ahora sonhando bien... ehhh y lo del rojo ciertos cojines me han recordado que hubo una pretemporada red brsitolenha...
UN ABRAZOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
A HUGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGG